Entremos un poco en contexto, el lino es un textil elaborado a partir de fibras naturales de la planta de lino o linaza, ha sido empleado desde la antigüedad por su calidad y resistencia, siendo considerado como un lujo para quien lo porta y aunque entre comillas una prenda de este material puede ser costosa en realidad no lo es, ya que contrario a lo que se piensa es bastante fácil de cuidar y mantener, incluso puede durar muchísimos años en excelentes condiciones, como a todas las prendas sólo tienes que darle un poco de amor a su cuidado.

La mayoría de personas se previenen al usar prendas de fibras naturales por que pueden encoger; pero no siempre tiene que ser así, es importante tener en cuenta las tan ignoradas instrucciones de lavado de tus prendas, ya que hay algunas que desde su fabricación vienen pre-lavadas entonces no te van a encoger a menos que la metas a la secadora, que es un enemigo de toda la ropa en general.

Vamos al punto, puede sonarte bastante obvio pero es conveniente que sigas estos pasos, si quieres sacar un mayor provecho a tus piezas de lino sin estropearlo…

Antes que nada REGLA DE ORO: NO LAVES TUS PRENDAS SINO ES NECESARIO, AIREA TUS PRENDAS, PERO NO LAS LAVES EN CADA POSTURA, EVITA SU DESGASTE Y EL DESPERDICIO DE AGUA.

  1. Lo mas recomendable es lavar a mano tu ropa de lino, así evitas el exceso de fricción, sin embargo también puedes lavarla en lavadora en un ciclo delicado y corto, asegúrate de colocar tu prenda en una bolsa de tela o funda de almohada para proteger su tejido y obviamente lava con prendas de colores similares.

2. Lava siempre con agua fría, esto evita que se encoja o deforme la tela.

3. Te sugerimos laves con un jabón líquido neutro o suave, disuelto en agua y luego humedezcas la prenda en él o lo coloques en tu lavadora, este paso es importante porque al aplicar jabón directamente pueden salir posibles manchas por acumulaciones en la tela.

4. Evita centrifugar tus linos en lavadora, hazlo a mano y no exprimas más de lo necesario, ya que es un tejido vaporoso puede secarse con facilidad.

5. Nunca uses la secadora! esta es la principal razón por la que se encogen y deforman las prendas, mejor seca tu prenda al natural, en la sombra y colgada en ganchos (sin pinzas para evitar que se marquen).

6. Si quieres planchar tu ropa el mejor momento es cuando aún se encuentra un poco húmeda, ojo! no mojada; plancha a vapor a temperatura media, siempre por el revés o ayudándote con un paño.

7. Por ultimo, guarda tus prendas colgadas en tu closet para evitar el exceso de arrugas o doblada como prefieras, pero nunca en bolsas plásticas, la humedad puede producirle hongos.

Como ves no es nada del otro mundo, pero hay factores que pueden influir en el deterioro de nuestras prendas, sino tenemos en cuenta estos pequeños cuidados, de esta manera estás ayudando a tu bolsillo y al cuidado de los recursos, sería increíble que todos empecemos a ser más conscientes de las acciones que hacemos en nuestro día a día, a veces tan mecánicamente que ni nos damos cuenta del porqué de las cosas; ayúdanos a ayudar y cuidar a nuestra casa en común, nuestra tierra.

Gracias por llegar hasta el final, no olvides dejarnos tus comentarios acá abajo; cuéntanos si ya empezaste a seguir los pasos para cuidar tus prendas o ¿ya sabías como hacerlo?

Hasta la próxima, Bye

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Abrir chat
1
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼 ¿En qué podemos ayudarte?
Hi 👋🏼 How can we help you?