Te lo habías preguntado alguna vez?
Te seduce tanto el diseño que ni lo habías pensado; pero no te preocupes todos pasamos por ahí, tenemos tantas posesiones materiales e información saturándonos que no pensamos el porqué de las cosas. Ha llegado el momento de abrir tus ojos y de que veas con otra perspectiva los materiales de los cuales está hecha tu ropa favorita por ejemplo; generalmente empezamos comprando en el centro comercial, porque se ve lindo, lo ves en tendencia en cada esquina o en la marca más “costosa”, ya que asociamos precio a calidad, pero realmente no es como funciona.

La mayoría de las prendas que usas son hechas de PLÁSTICO literalmente, siii alguien tenía que decírtelo! ya te lo explico; crees que pagas un alto costo por la calidad del producto cuando sólo estás comprando futura basura (aclaro, no siempre); todo tiene dos caras: la positiva es que el poliéster puede ser muy resistente y duradero sin embargo, no hay forma de darle una disposición final o circular a prendas hechas de ese material, cuando las desechas se convierten sólo en basura, ya que llegan directamente a los rellenos sanitarios causando grandes impactos ambientales y puede que te parezca fuerte pero es la realidad de lo que pasa, ya nos venden demasiadas ideas, tan falsas y tan adornadas sobre lo que vestimos, que nos lo terminamos creyendo todos y mi propósito no es incomodarte, ni que odies las marcas; simplemente quiero ofrecerte claridad y hablarte con honestidad de lo que tanto se nos engaña, si llegaste acá, es porque llegó el momento indicado.

Ahora hay gran variedad de fibras de las que están creadas las telas; naturales, sintéticas, artificiales, o combinaciones de ellas, te defino:

FIBRAS NATURALES: Son elaboradas a partir de elementos vegetales como el algodón, fique (maguey), lino (linaza), rafia (palmera), yute (corteza de la planta), mimbre (arbusto sauce), cáñamo; y de origen animal entre ellos la lana, cachemir, seda, alpaca, angora, camello; todos estos como su nombre lo indica provienen de la naturaleza ya sea de plantas o animales.

FIBRAS SINTÉTICAS: Son elaboradas por los humanos a partir de derivados del petróleo, después de contaminantes procesos químicos fusionándose para formar un tejido de plástico; son enteramente químicas tanto la síntesis de la materia prima como la elaboración de la hebra utilizadas por su eterna durabilidad, fabricación y costos muy bajos. Entre ellos encontramos Nylon, poliéster, acrílicos, elastanos.

FIBRAS ARTIFICIALES: Son derivados industriales de materia prima natural disueltos en compuestos químicos tóxicos, procesados con más químicos hasta producir un hilado y posteriormente un tejido, es decir cambian químicamente su estructura molecular para obtener telas como el rayón, la viscosa y el modal. Algunos tejidos artificiales se han restringido en ciertos países por los altos riesgos medio ambientales en su producción.

No quiero condenar el plástico o al resto de fibras, porque realmente han aportado en avances en otras industrias como la construcción, automovilismo, náuticas, ferroviarias, recreativas, aerogeneradoras, tecnológicas entre otras; pero como lees tiene miles de usos pero el menos adecuado es el que le damos para estar en contacto con nuestra piel; y puedes pensar pero yo no he tenido problemas con mi ropa de poliéster; sin embargo no es que sean muy beneficiosas, a veces causan alergias, no permiten la libre transpiración, liberando constantemente micro plásticos que nuestro cuerpo absorbe sin darnos cuenta, en los lavados también se liberan afectando fuentes hídricas, además de no ser biodegradables y producir grandes impactos ambientales.

Esto es sólo una idea más amplia sobre los posibles componentes de tus prendas y las consecuencias del uso de aquellas de origen sintético o artificial; mi propósito es colocarte en contexto para que decidas mejor al momento de comprar y te fijes más allá del estilo o estampado, recuerda que el material importa mucho, además analizar el proceso de principio a fin para que hoy puedas lucir tu ropa favorita.
Finalmente puedes ser consciente a la hora de elegir los materiales con los cuales quieres vestirte, exigir respuestas por parte de las marcas, fijarte bien en las etiquetas, en las marquillas (la composición de la tela), empaques o identificar quienes son ecológicos, en la comunicación, sus valores y sus redes sociales; como consejo trata de buscar pequeños comercios que usen en la fabricación de sus prendas fibras naturales y procesos respetuosos del medio ambiente.

COMO DATO GENERAL

Ningún comercio ecofriendly producirá masivamente, generalmente serán pocos los productos, trabajarán localmente y verás sus procesos muy transparentes; puedo decirte que en diversas encuestas y estudios se ha concluido que la mayoría no conocemos marcas verdes, ni las buscamos y que aunque decimos preocuparnos, no compramos ecológicamente, ni hacemos nada por mejorar esto. La idea no es culparnos ni sentirnos mal, pero por lo menos empezar a tomar acción, con sólo buscar en Google marcas ecológicas colombianas encontrarás opciones excelentes que están apostándole a valorar nuestro planeta hogar y con el dinero que compras una prenda de plástico que dura 500 años, puedes comprar una natural que se degradará en unos meses.

Espero dejarte reflexionando siquiera un poco,

Gracias por llegar hasta aquí y leerme, déjame tus comentarios acá abajo, te espero en redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/nahual.com.co/

Facebook: https://www.facebook.com/nahual.com.co/

Saludos, Vero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Abrir chat
1
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼 ¿En qué podemos ayudarte?
Hi 👋🏼 How can we help you?