Esta entrada es un sólo abrebocas de este mundo de la alquimia del color, ya que detrás de una prenda hay demasiadas historias y situaciones que le dan alma para llegar a ti, es ritual, magia y sorpresa continua, más que una ocupación se convierte en un arte; una perspectiva de vida en constante construcción y movimiento…

Los tintes naturales son colorantes orgánicos que se extraen de las plantas, insectos y minerales; la mayor parte de ellos son de origen vegetal, obtenidos a partir de hojas, raíces, bayas, flores y cortezas; aunque también se han usado animales como pulpos o la cochinilla para lograr colores rojos intensos; de igual manera es conocido desde las cavernas el amplio uso de arcillas para las pinturas rupestres. Sin embargo cabe aclarar que este tipo de tinturas son compatibles solamente con fibras de procedencia natural como el lino, el algodón, la lana, la seda, cáñamo, entre otras.

teñido de fibras
tintes de bayas

En comparación con los tintes sintéticos, los extractos naturales no son perjudiciales para la salud al no poseer componentes derivados del petróleo, y se pueden obtener una amplia gama de tonos desde los pasteles hasta colores sólidos, además son ecológicos y de fácil degradación compostando la materia vegetal restante del proceso de extracción.
Además de la variedad y exclusividad de sus colores, entran a jugar muchos factores, es imposibles repetir un tono exactamente igual; influyen el clima, la ubicación, la estación del año, la recolección, el proceso, entre muchas otras variables, confiriéndole de esta manera un carácter único e irrepetible a cada tintura.

Es bastante conocido también desde tiempos remotos el uso de las plantas directamente sobre la piel como medicina, empleándose emplastos en las curaciones para alguna dolencia o enfermedad, cuando no se tenían los avances farmacéuticos actuales, aún ahora son muchas las personas que siguen optando por remedios caseros y naturales, aprovechando sus amplias propiedades curativas y espirituales, a modo de ritual o reconexión con la naturaleza.

El proceso de teñido natural es artesanal, una labor heredada de generación en generación y ahora un poco relegada, por eso en Nahual estamos rescatando esta cultura del color, que más allá de una transformación es un despertar intuitivo, de experimentar constantemente, de relacionarte con lo que te rodea; sensibilizarte y abrazar sus resultados, sin exigir y sobre todo dándole el tiempo necesario para su metamorfosis y constante cambio; una prenda teñida de naturaleza cobra vida, nunca para de evolucionar sorprender y mostrarte el arte de la paciencia en este camino.


En esencia una prenda teñida naturalmente no es un proceso de un día, para obtener buenos resultados realmente hay que seguir procedimientos lentos dependiendo el tipo de teñido. Te lo contamos a grandes rasgos; la tela se lava muy bien, se descruda y se prepara para recibir el color, se elige con supremo respeto pidiendo permiso a la madre tierra, la planta que nos otorgará sus propiedades tintóreas (sólo usamos elementos vegetales, nada de origen animal), se extrae su color por medio de calor en un medio acuoso y se sumerge el textil que lo tomará para sí, este proceso no tiene cabida para afanes ya que requiere un tiempo prolongado, pueden ser días o semanas.

En esto sólo puedes estar segura de que cuando adquieres una prenda con teñidos orgánicos es una pieza única, viva, impregnada de emociones y propiedades curativas; cada una es diferente, un ritual que no termina, que como la naturaleza de la cual está hecha, no para de cambiar…

Gracias por leernos y llegar hasta acá, déjanos tus comentarios abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Abrir chat
1
👋🏼 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋🏼 ¿En qué podemos ayudarte?
Hi 👋🏼 How can we help you?